sábado, noviembre 11, 2006

Las bodegas del Marqués de Riscal y L M Q L P. Viaje a Logroño (II)



El final del post anterior anunciaba este capítulo. ¿Qué es LMQLP? Efectivamente, La Madre Que lo Parió. Nos acercamos a Elciego a ver el último grito del Enoturismo, el resort (mola el palabro anglicista) turístico festivo (palabro españolizante para compensar) que el Frank Gery (honorable abuelete) ha hecho para los herederos del Marqués de Riscal, que digo yo, si aquí no pasamos por una revolución a la francesa... ¿serán también marqueses?

Bueno, el caso es que allí nos plantamos a ver este Guggenheim del vino pensando incluso en comer allí (pa’chulos nosotros, que pasa). El edificio de Gery está bien, creo, porque no lo puede ver de cerca. ¿Por qué os preguntareis? Pues porque al llegar nos encontramos con una puerta cerrada y una nota en un folio pegado con celo: mucho diseño y pijerío, pero somos españoles aunque seamos vascos y de la rioja alavesa y a la vez europeos e innovadores y... ¿por dónde iba? ¡Ah!, la nota:






Pues lo que veis, que para todas las combinaciones tomadas de dos en dos, o de una en una, para ver la bodega, el Spa (antes decíamos balneario, pero claro no te gastas un pastón en diseño de arquitecto de moda para poner un balneario, así que Spa sin Francorchamps, ¡vive la Belgique!), el hotel, el restaurante, la chorra del recepcionista (supongo que también se podrá ver), la sala de congresos, las habitaciones, los baños, el almacén, la sala de calderas, la cabina del piloto o el bote con pis de Gery que se guardará como reliquia, es necesaria y obligatoria la reserva específica y ordenada, porque si reservas para ver el pis de Gery no puedes ver el Spa (¡que está en Bélgica jilipollas!), y si reservas para comer lo tienes que hacer con el recepcionista que se la saca y te corta el apetito y aún así no puedes ver la bodega, pero si reservas para el hotel te dan una copa de pis pero solo te la puedes beber tras un hora buscando el Spa que sigue en Bélgica. Total que en este país de nuevos ricos hemos pasado del turismo de sol y playa al Esnobturismo que consiste en poner una tele LCD en la habitación del hotel ¡peazo lujo!, los grifos de diseño más caros y complicados del mundo (Grohe? Grajo?) que consiguen que los clientes del hotel huelan a choto porque no se pueden duchar al no ser capaces de abrirlos y no atreverse a reconocerlo (¡cualquiera se atreve!), camas eléctricas (las sillas eléctricas las dejamos para la versión que están preparando en California los herederos del Marqués de Flacon Crest) y todo tipo de chuminadas de diseño (ver la güeb del sitio en el vínculo del título).

Para colmo van a poner un helipuerto de uso público (claro, ¿quién no tiene helicóptero hoy en día?) para que los clientes del Resort puedan acceder cómodamente, ¡toma esnobturismo!

¿La buena noticia? Que en el control de acceso no me pareció ver aparato de rayos X con lo que se pueden colar botellas de gaseosa para echarle al vino (aunque igual tienen perros adiestrados en localizarla, que de esos no vi, pero igual es porque estaban comiendo en el restaurante si habían reservado visita a la chorra del recepcionista).

Conclusión, que si eres un esnob (o te gustaría serlo o parecerlo o fardar con los compañeros del trabajo) no te puedes perder un fin de semana de eno-esnobturismo en Elciego (pueblo muy bonito por cierto), en el resort de los herederos belgas del Marqués de Riscal, que te sacarán hasta los higadillos, pero de eso hay gente que también farda. Y si eres un tío con pelas de verdad, déjate de jilipolleces y vete a Marbella tú que puedes, o dar una vuelta en yate con unas chatis por Benidorm ;). Y si de verdad estás forrado forrado (de Bill Gates parriba, plis), vente a Ciudad Real a nuestra versión local del esnobturismo (versión cutre de lux), El Pago del Vicario: aquí te pegarán un palo igual de gordo, no podrás disfrutar del Spa porque se lo dejaron en Bélgica y la comida sucks pero, a cambio, no hay que reservar (no va ni Dios) y el vino te deja la lengua negra lo que mola un güevo para ir a las fiestas de Halloween (lástima que acaben de pasar, pero ya sabes pal año que viene, al Pago, a pagar tú, que ellos no).

Después de leer esto puedes pensar que nos jodió mucho no ver el edificio de Gery y que este texto no es más que fruto del resentimiento, y que si en vez de estar cerrado nos hubieran invitado a comer con un buen vino Gran Reserva y a una sesión de enoterapia con unas gachíses como las del rico del yate de Benidorm no estaríamos criticando (que es muy fácil) sino halagando las espléndidas instalaciones de los herederos belgas del Marqués de Riscal. Pues estás en lo cierto, pero eso no pasó. Prueba tú, a ver si tienes más suerte.

8 comentarios:

elgallegodepontedeume dijo...

Pues que me he reido un rato, XXXX.
Aunque con tanto vino, mekedao desorientao. A ver simenteraö: llegas al jilipuerto en jilicóptero, haces combinaciones y permutaciones de taitantos elementos pa ver qué opción eliges.
Te coges Elciego del Siglo (buen vino) después de beber y dar unas vueltas por el circuito y mandas un vicario, previo elpago, a una ciudad real, (o era virtual?), no eso era la visita guiada pero sin derecho a vendimiar.
Y FrancO G. qué opina de esto?

caius dijo...

Una histórica pintada en la puerta del meadero de ¿caballeros? del Cripta decía: ¡Desconfiad de Dios, Franco está en el cielo!
Bueno, pues según nos contó un abuelete del pueblo, corren rumores de que está alojado en la suite girlacha, con 12 gachises y que como el pobre ando un poco viejales pa'meter, tiene al recepcionista al cargo. Yo ni confirmo ni desmieto.

elgallegodepontedeume dijo...

Esta fin de semana una revista dominical ha publicado un artículo sobre este requeteresort.
Eres la vanguardia Caius!!!
seguramente han visto tu blog, pero su información es muxo más ñoña.

caius dijo...

El esnobturismo es el futuro. La clave está en la exclusividad. Cuanto más caro y más chorra mejor. Han empezado con el vino porque queda mejor pero la idea es extrapolable a cualquier cosa. Por ejemplo, la leche. Ya lo veo: vaquerías del Marqués de de Requesón. Ordeñe su propia vaca, disfrute de la moñaterapia a base de escremento, comparta con su pareja la experiencia de un polvo en un pajar... Todo es ponerse, y claro, contratar a Gery.

elgallegodepontedeume dijo...

Buena idea. He de proponer, a algún copropietario de finca rústica que conozco, mis servicios. No soy Gery, pero si me pongo sé doblar chapas como el que más.
Ya lo estoy viendo... Cleopatra´s Spa Resuerte. Sumerjase en nuestra cremosa leche de burra, disfrute de las propiedades de la biomoña de producción propia y descanse en la gran suite "undersky".
Si lo desea podrá saborear nuestras especialidades de nouvelle cuisine: Migas flambee y Gachas gabachas.
Eso sí, a precios "gastronómicos" (spaque sea exclusivo).

Naty dijo...

Muy simpático, me he reido mucho, te diré que voy a ir este fin de semana, pero y voy con otro ánimo.
Saludaré al recepcionista de tu parte.

caius dijo...

Bueno, seguro que lo disfrutas, yo no sé si está mal o no, seguro que no es tan fiero el león como lo pintan (me refiero al recepcionista)... ya nos contarás, si quieres

Equipo Texeo dijo...

Eso es ser cartesiano!
y celtiberico

Gracias por la entrada

Fernando

www.monsacro.net