sábado, febrero 11, 2017

Frantz


Françoise Ozon nos vuelve a impresionar en una cinta impecablemente rodada. Ambientada maravillosamente en la Europa devastada por la primera guerra mundial, cuenta una historia un tanto inverosímil cuya inverosimilitud crece conforme pasan los minutos. Sin embargo, no pasa nada, el cine es para eso, para hacernos creer sus mentiras.

El rodaje en blanco y negro ayuda mucho a creernos al personaje atormentado por haber matado en la guerra a un joven cuya familia se empeña en conocer para lavar su sensación de culpa. Luego, las cosas se complican más y más hacia es inverosimilitud, pero eso importa poco porque la protagonista se va comiendo la cámara minuto a minuto.

Desgraciadamente no pude verla en V.O., con lo que me perdí la guerra de acentos, pero ya sabemos que en esto nos queda mucho camino por recorrer.

martes, enero 03, 2017

Paterson


Aprovechamos las navidades para volver al cine. Ahora tocaba cine de verdad. Jim Jarmush, independencia, cine de autor, de ese en el que, afortunadamente, muchas veces no pasa nada. Un bonito cuento sobre la búsqueda de la belleza, del arte en el lenguaje, la poesía, con cuidada fotografía, sobre el amor y el desamor, y un maravilloso retrato de una ciudad media americana, Paterson, que vive rememorando en su monótono día a día a sus hijos más ilustres.

Al final de una película sobre poesía, uno de los personajes dice que leer poesía traducida es como ducharse con un chubasquero puesto. Ajenos a ello, distribuidores de pacotilla se empeñan en doblar este tipo de cine para, violando la belleza que el director buscaba, obsequiarnos con un pésimo e innecesario doblaje. País. Habrá que recuperarla en V.O.

Rogue one


Spin off de la Guerra de las Galaxias, Disney obviamente ha puesto la fábrica en marcha para sacar el máximo partido a los personajes de Lucas. Y hacen bien, porque si la gente quiere ver estas precuelas, postcuelas o paracuelas de la Guerra de las Galaxias, ¿por qué no dárselo? ¿qué hay de malo en hacer dinero y a la gente feliz a la vez?

Rouge One tiene todo lo que era de esperar de una peli como esta: tiros (láser más bien), peleas, emoción, malos muy malos, etc... Faltan los caballeros Jedi, medio suplantados por un pequeño saltamontes ciego, y poco más. Personajes bastante superficiales, acción, y algunos guiños a la saga. La batalla principal parece un remake del desembarco de Normandía del solado Ryan, quizás lo único que faltaba en las películas anteriores.

Entretenida, se deja ver, pero bueno, sabes a lo que vas y te lo dan. Si te decepciona, es que esperabas demasiado, de lo que hay, no se puede sacar mucho más sin interferir en la saga. Lets keep making money.

sábado, diciembre 03, 2016

La llegada


Interesante ejercicio, algo pretencioso, de ciencia ficción, de la llegada de vida extraterrestre a la Tierra, que vienen en son de paz, que si no, que si vienen de compras, que qué coño hacen aquí... y que si no, que si si. Al final está entretenida, aunque a ratos un poco lenta, para explicarnos pocas cosas. Resultan que venían a regalarnos algo, aunque no era Navidad. Está bien, pero vamos, me quedo con Truffaut en encuentros en la tercera fase.

domingo, noviembre 20, 2016

El ciudadano ilustre


Interesante e inquietante película argentina, sobre la cultura, los intelectuales, los ídolos y los ciudadanos de a pie, que en su miseria y desconocimiento, no logran entender la genialidad de los genios, la diferencia de los diferentes. Si a eso le sumas el conflicto entre lo urbano y lo rural, lo moderno y lo tradicional, y unas cuantas cuentas pendientes entre el protagonista, un escritor de éxito y su pueblo natal, del que se exilió a los veinte años, pero que siempre mantuvo presente en su obra, y por tanto, en su mente, entonces tienes una interesante película, bien rodada e interpretada, que merece la pena ver.

domingo, octubre 23, 2016

Un monstruo viene a verme


Antes que nos la terminasen de reventar con tanta publicidad televisiva nos fuimos a ver esta película española rodada en inglés que vimos doblada para españolizar más la jugada, y vivir así sumergidos de pleno en esta incongruencia de país.

La película está bien, bien rodada, buena música, con referencias preciosas al mundo del dibujo, y encajando bien un tema complejo, haciendo que te creas un monstruo increíble. Quizás lo menos bueno sea un cierto efectismo final, buscando lágrimas fáciles alrededor de la muerte de la mama del niño, que se supone real, pero se convierte en un momento absolutamente falso, que solo busca emocionar al espectador (innecesariamente en mi opinión). La muerte, desgraciadamente, no es así en el mundo real.

Por lo demás se deja ver, y espero que gane mucho dinero, que la economía está muy mal.

MARILLION: FEAR (Fuck Everyone And Run)


Bueno, no sé si es el 18 o por ahí de los discos de estudio de Marillion. Cuando una banda llega ahí, ¿es posible innovar? ¿es posible mejorar? ¿queda algo por decir? En la mayoría de la casos, la respuesta es no, no, y no, por eso, los grupos acaban, salvo excepciones, languideciendo en su éxito, viviendo de sus hits de cartónpiedra. Pero con Marillion, la respuesta es si, si, si, claro que si, y aquí llegan estos abuelos y lo vuelven a hacer, vuelven a poner el listón lejos de la vista de la mayor parte de la mediocridad musical que nos rodea.

FEAR empieza con el Dorado, divido en cinco maravillosas partes. Habla de los refugiados, a los que no podemos dejar entrar, de nuestro miedo, del mundo en un bolsillo gracias a un smartphone, porque todo está en todas partes. De guerras de dinero disfrazado de religión, y de nuestro miedo, y de lo que hay en mi cabeza, y tu no puedes ver... Musicalmente un medio tempo hiperelegante, todo perfectamente encajado, guitarras melancólicas, que empieza lento y termina lento, recordando que somos nietos de los monos, y solo cuando nos sacudamos el miedo, podremos ser ángeles (aquí se podría ver un referencia a 2001, pero quien sabe).

Living with fear, quizás el tema más comercial con un estribillo pegadizo, pero es mucho más. También es lenta en las estrofas, y más contundente en el estribillo, con un guitarreo sutil in crescendo, que acaba en un coro casi gospeliano. Va del miedo que nos impide desarmarnos, y que nos lleva a construir muros. El mundo tal cual es.

The leavers, también dividida en 5 partes. Wake up in music. con una ambientación de teclados y cimbales muy sugerente, va de los que parten y aparecen en cualquier parte del mundo. The Remainers, los que se quedan, que también tienen su historia, y quedan esperando encontrar a alguien nuevo, en algún nuevo lugar (chispa breve, pero preciosa). Engancha con Vapour trails in the sky, con pasaje un machacón ritmo de guitarra, Rothery en su mejor esencia, arropado por los pianos (de lo mejor del disco), que acaba en un final silencioso, perfecto. Y luego, The Jumble of Days, que con solo dos párrafos continua impresionante evolución del tema, ahora con más protagonismo del bajo, siempre discreto, siempre presente, y con un final épico, muy de Marillion. El tema termina con One Tonight, bestial colofón en el que los que se van y los que se quedan (leavers and reminers) se unen al fin para desencontrarse, con un solo de guitarra perfecto para poner el punto final. Un tema complejo y largo, una joyita llena de momentos memorables.

White paper, un tema que empieza muy lento, solo piano y voz, para ir tomando cuerpo, parar, y volver a arracar. Sólido, con un cierto toque a The 21st century.

Y acaba el disco con The new kings, una joya en cuatro actos. Fuck everyone and Run, abre el tema, va sobre los nuevos reyes del dinero, que viven en rascacielos, lejos del mundo, camuflados en paraísos fiscales, que nos joden a todos y huyen como filosofía de vida. Son demasiados grandes para caer, y si caen, caen encima de nosotros (se ve que Marillion también compró accciones de Bankia). Perfecto encaje de teclados y guitarra. Después, Russia Locked doors, fantásticas progresiones de guitarra sobre teclados, para ascender y contarnos que la codicia es buena. Y tienen soluciones para todo, porque aúnen crisis, salen ganando (trickle-down economy, my friend). A continuación, A scary sky, cuando llega la crisis para que nada cambie. Muy buena porción, pueden hacer lo que quieran hoy con los ordenadores. Y de ahí, paso a Why nothing is ever true, donde Marillion se desata, donde surge esa máquina de hacer música que es el bajo de Pete Trevawas, y todo toma sentido para llevarnos a un tiempo en el que nada importa. Banderas, patrias, etc. han dejado paso a los nuevos reyes, trabajamos para ellos. Apoteosis final con el solo, in crescendo musical, brutal.


Tomorrow 's new country, breve cierre del disco, que cierra la historia, que retorna a los emigrantes. Y te quedas pensando en cuanto falta para el siguiente disco. Lo han vuelto a hacer, y van unas cuantas. Un lujo para iniciados.

Aquí una crítica más seria: http://www.rock-progresivo.com/critica-del-disco-de-marillion-fear-2016/2016/09/

El disco está en Spotify, échale unas oídas, no te arrepentirás.