martes, noviembre 25, 2008

Vuelta a la Filmoteca: Sisters in law

Tras una larga temporada, hoy me he lanzado a recuperar la filmoteca de Ciudad Real, aprovechando que empezaba el IV Ciclo de Cine de Derechos Humanos organizado por Amnistía Internacional.

La peli, es un documental curioso sobre la tarea de abogadas defensoras de las mujeres en Camerún. Interesante el acento, chungo de narices de entender sin tirar de subtítulos. La peli iba por un tercio cuando de repente, el DVD ha emperezado a dar problemas. El técnico hace lo posible porque vuelva a funcionar, pero nada... En la pantalla los típicos menús del DVD nos sorprende con la impresionante tecnología del Quijano: el DVD es marcha BOMAN (cutre importado chino, supongo). No aparece SONY, ni Panasonic, ni Philips, no, aparece Boman, que no lee el disco, y claro resulta que no hay otro lector de DVD (coste de uno malo, 40 €, uno de marca 150 €). Se ve que el Ayuntamiento no tiene para más, pero es increíble que no tengan duplicado el reproductor de DVD.

Tras amenazarnos con devolvernos las entradas, alguien decide cruzar la calle a su casa para buscar otro lector de DVD y finalmente acabamos de ver la película. La verdad es que en días como este, Ciudad Real está cerca cerca pero muy cerca de África.

2 comentarios:

MD dijo...

he cogido este blog por casualidad, y lo que he visto me gusta, tendria que verlo mejor.Tengo una opinion sobre la pelicula camino.Creo humilde y sinceramente que Fesser deberia de pasarse por una sala pediátrica de oncologia y estar tieeeepo y tieeempo con chiquitines que SE MUEREN ante la mirada impotente de sus padres. No somos quien para juzgar las creencias de cada uno, los hay fanáticos moros, indios, catolicos...pero nunca sabes como reaccionaras ante una situacion asi y como afecta a tus creencias ateriores. Es una vision simplista de la realidad y desde luego la oncologia no es asi, que yo lo se, ni muchos del OPUS tampoco.Perdoname, pero me joden estos tópicos y generalicades. Un abrazo

caius dijo...

Evidentemente, toda película es una visión personal, sesgada, simplista... lo contrario es la realidad. Las películas duran un par de horas, una enfermedad como esa puede durar años de cruel incertidumbre, y esto lo sé por experiencia. Nada es simple, pero creo que Fesser si muestra como las personas, en función de sus creencias, afrontan situaciones límite de manera distinta (el padre, la madre). ¿Quién tiene razón? Normalmente, el que está menos seguro de tenerla.
Con respecto a la obra, hay dos versiones a confrontar: la de los de dentro, y la de los que estuvieron y ya no están. Tengo amigos en ambos grupos, aunque he de decir que los primeros perdieron interés por mí cuando comporobaron que no me uniría a su club. El relato de los segundos a veces es aterrador...