domingo, abril 01, 2007

Marillion: algo más que música...


El próximo lunes 9 de abril sale a la venta el decimocuarto álbum de Marillion que, gracias a la ayuda de un amigo cuadrúpedo acabo de oir por primera vez en una versión demo para periodistas y críticos musicales. Una única escucha, distraída y en el ordenador, o sea, calidad acústica nula, y la verdad es que parece que estamos ante otro discazo.

Diez días después, el jueves 19 de abril, concierto en Macumba en Madrid y el 20 en Razzmatazz en Barcelona. Para la gente del sur hay una interesante opción en Gibraltar el 14 así como dos fechas en Lisboa y Oporto antes de Madrid. Cinco conciertos en la península ibérica, no está nada mal.


En Madrid estaré, con mi primo el arquitecto si sus obligaciones protopaternales se lo permiten. Prometo posts de revisión del disco y del concierto, pero ahora me voy a centrar en el grupo.

Como escribí en algún lugar, los discos de Marillion (época Hogarth) han sido la banda sonora de mi vida. Los descubrí gracias a un gran amigo, JF León, que ha acabado bastante metido en el mundo de la música. Él me pasaba cintas y cintas en aquellos tiempos de las casetes de doble pletina. ¡Cuanta música entró por esa vía que con los años fui comprando en CD!

Seasons End (1989) fue uno de mis discos más pinchados en los primeros años de carrera, y también debe ser de los primeros CDs que compré (antes eran vinilos) en una pequeña tienda en liquidación frente al Ayuntamiento de Santander.

Holidays in Eden (1991) coincidió con mi estancia en Lieja. El cartel del concierto decoró mi habitación allí (desgraciadamente no lo conservo) y el Cd lo conseguí grabar de la mediateca municipal. Las primeras estrofas del tema Wainting To happen han sido para mí la más perfecta descripción de lo que allí viví en primera persona:



I lie awake at night
Listening to you sleeping
I hear the darkness breathe
And the rain against the window

After all this time
Cynical and jaded
All the stones are diamonds
All the blues are faded

Brave (1994) lo compré en Simago, un día que fui a por el pan cuando hacía el servicio militar después del año en EEUU. Recuerdo oírlo en mi pequeño Discman programado para repetir el disco una y otra vez, con la luz apagada como dice en la carátula durante una siesta veraniega. Una obra maestra que cada vez que escucho me parece mejor.

Afraid of Sunlight (1995) lo compré en Madrid, donde trabajaba por entonces. Otro discazo que tenía un tema que le encantaba a mi mujer y que incluso sonó en mi boda: Beatiful. Todo un himno a la autoestima que termia diciendo: Be yourself and be beautiful.

This Strange Engine (1997) fue la banda sonora de mis años de noviazgo en Madrid. Los domingos por la mañana, mientras desayunábamos, lo oíamos sin reparar en que Estonia (ver nota al final), iba a acabar siendo la banda sonora de lo que vendría después.

Radiation (1998) y Marillion.com (1999) fueron la banda sonora de mis estudios de tercer grado, es decir, la tesis, y mis primeros años en mi actual trabajo. Fueron tiempos de mucho curro pero tambien de felicidad, de amigos, de un futuro que parecía sonreír.

Anoraknophobia (2001) es un disco de contrastes. Íbamos a ir al concierto (6 de junio, sala Arena, hoy Heinekken, Madrid) mi novia, su hermano y yo. Teníamos las entradas compradas cuando él falleció en un estúpido, como todos, accidente de tráfico. Ella se tragó todo para acompañarme al concierto y eso es algo que nunca olvidaré. La primera vez en directo, una noche dura pero memorable.


Marbles (2004) fue el disco que puso la música a algunos de los mejores momentos de mi vida, como un inolvidable viaje a la Costa Brava con estancia en Aiguablava. Un discazo que compré en la edición previa que sirvió para financiar su grabación, motivo por el cuál, mi nombre figura en el libreto del CD de esa edición. Marbles es genial, como casi todo lo de Marillion, lo vimos en directo en Madrid, en la sala Aqualung, cuando el destino se empeñaba en darnos sorpresas desagradables.



Y ahora llega Somewhere else (2007), espero poder poner dentro de unos años que fue la banda sonora de unos años geniales, apuesto por ello. Y apuesto que aunque sea octogenarios, estos 5 amigos sigan haciendo música durante muchos años y que tú y yo, seas quien seas (thank you whoever you are, acaba de sonar), tengas la suerte de oirla.



Nota: Estonia era el nombre de un ferry que se hundió en el Báltico en septiembre de 1994 llevándose la vida de 852 personas, la mayor catástrofe marítima de Europa desde la Segunda Guerra Mundial. La letra del tema de Marillion es:

Feeling you shake
Feel your heart break
Thinking if only, if only, if only, if only
And the salt water runs
Through your veins and your bones
Telling you no not this way, not this way, not this way

And you would give anything
Give up everything
Offer your life blood away
For yesterday

No one leaves you
When you live in their heart and mind
And no one dies
They just move to the other side
When we're gone
Watch the world simply carry on
We live on laughing and in no pain
We'll stay and be happy
With those who have loved us today

Finding the answer
It's a human obsession
But you might as well talk to the stones and the trees and the sea
'Cause nobody knows
And so few can see
There's only beauty and caring and truth beyond darkness

No one leaves you
When you live in their heart and mind
And no one dies
They just move to the other side
When we're gone
Watch the world simply carry on
We live on laughing and in no pain
We'll stay and be happy
With those who have loved us today

And we won't understand your grief
Because time is illusion
As this watery world spins around
This timeless sun
Will dry your eyes
And calm your mind

No one leaves you
When you live in their heart and mind
And no one dies
They just move to the other side
When we're gone
Watch the world simply carry on
It's okay, we will stay and be happy
Stay and be happy With those who have loved us today

5 comentarios:

Anónimo dijo...

marillion es fish, hogart no existe

caius dijo...

Los discos de la era Fish son buenísimos, pero los Marillion serían muy aburridos si siguieran haciendo lo mismo 20 años después. Creo que saber evolucionar y explorar caminos es una de sus virtudes y quizás la razón por la que, después de tanto tiempo, siguen haciendo música y cuentan con un puñado de fieles.

MarcG dijo...

Soy fan de Marillion casi desde su primer disco.

Adoro la época de Fish, fuí uno de los fans que lamentó su salida del grupo; incluso en la primera gira con Hogarth pregunté a Rothery si prefería la época Fish o la época Hogarth, (dejo en suspense su respuesta...).

Sin embargo creo que el cambio fue bueno para el grupo. Probablemente con Fish ya habían llegado a un cierto desgaste.

Con Hogarth recibieron aire fresco, nuevas ideas... y con ello vinieron discos buenísimos, y alguno no tanto...

Larga vida a Marillion!

HAMSAH dijo...

Yo conoci marillion con el disco de misplaced chillhood que de tan enganchado con ese disco que decidi ver que mas tenia el grupo .......ha sido la banda sonora de mi vida season end , the brave ...etc los últimos discos ya no me llenan tanto es decir eldisco entero no cierra como antes estoy esperando un disco redondo de marillion . santander

caius dijo...

Hola Hamsah:
Coincido contigo en que los discos nuevos no "llenan" tanto como los de antes, pero sucede algo, los viejos tienen ventaja, son parte de tí, y los nuevos llegan a un territorio ya colonizado, donde no es tan fácil hacerse sitio. En el último disco hay un tema que habla de que cada cosa tiene su momento, y pasa, pasa... a mi me encanta de vez en cuando apagar la luz y darle una vuleta a Brave, pero el de hace 13 años ya no soy soy. Dale recuerdos a la novia del mar, "la" debo una visita.