sábado, abril 21, 2007

Marillion en Madrid. Somewhere else tour.

El jueves era el gran día. Por tercera vez en mi vida tocaba ver a los Marillion en directo. Había quedado en Chamartín con mi primo el aquitecto que venía de Pucela.

Llegamos pronto porque sabía que esta gente cumple el horario. Nos colocamos en uno de los escalones frente al escenario, en el lado de Steve Rothery, ese mago de las seis cuerdas, con la esperanza de poder ver el concierto a nuestras anchas.


Efectivamente, a eso de las 20:10 comenzaron a tocar los Vetusta Morla, teloneros para la ocasión. Me había bajado de internet algunos temas y la verdad es que prometían. No tocaron nada de lo que me había bajado, y lo nuevo parecía bastante mejor. Son una mezcla de Manic Street Preachers y Radiohead, cantando en Español aunque no se entendían mucho las letras. Muy buena voz, el resto bien, sin estridencias. Parece que están grabando un Cd, a ver si hay suerte y consiguen el apoyo de una compañía que los promocione, tienen base para llegar lejos.

A las 21:10, con diez minutos de retraso, se apagaron las luces y comenzó a sonar Splintering Heart. Desgraciadamente se pusieron delante de nosotros dos guiris de tamaño armario ropero, al menos uno, de modo que pese al escalón vimos el concierto con gente delante, aunque sin mucho problema (más allá que el hp del armario ropero se fumó un puro). Bueno, acomodados y esquivando al guiri, disfrutamos del concierto.

El set list fue:
Splintering Heart
You're Gone
Thankyou Whoever You Are
See It Like A Baby
Fantastic Place
The Wound
The Damage
Somewhere Else
The Last Century For Man
Mad
Separated Out
Between You and Me
King
Beautiful
Easter
Faith

Como se ve, cinco temas del nuevo disco (en cursiva) y un poco de todo, sobre todo de los tres últimos CD's. Cuando un grupo tiene 14 discos del nivel de Marillion, elegir que todar en un concierto es siempre difícil. Evidentemente yo hubiera elegido otras.

El concierto fue creciendo, al principio, además de algún pequeño fallo técnico, los temas eran más comerciales o más modernos por lo que la gente estaba algo fría. Pero llegó Fantastic Place (ver post anterior sobre los lugares fantásticos), y me pusieron a tope dentro del concierto.

Beatiful fue un momento duro y bonito a la vez por lo que significa esa canción para mi, fue un momento para echar de menos a los que ya no están. Pero bueno, Easter es un himno, un temazo, con uno de los solos de guitarra mejor enganchados en tema que se puedan oír por ahí, con lo que la adrenalina volvió a subir.

Eché de menos A voice from de past, de momento lo que más me gusta del nuevo disco, The invnited guest y alguna más, pero lo que queda claro, una vez más, es que Marillion es mucho más que música.

Después del concierto, un bocata de calamares en el Gago III, algo de Flash Back porque viví en ese edificio, y a dormir que al día siguiente había que currar.

Anuncian nuevo disco para el año que viene, espero que vuelvan, cuento los días. De hecho no descarto una escapada a centro Europa para verlos en mayo o junio. ¿Por qué no?, tampoco tengo nada mejor que hacer. Igual me llevo un puro como el armario ropero ;-)

5 comentarios:

Amosanda dijo...

De tanta pasión, al final hasta voy a acabar siendo fanatic de Marillion.
And remember...
Be your self and be beautiful ;-)

P.D. ya me enseñarás, cómo colgar videos de YouTube directamente.

caius dijo...

Pues la verdad es que merecen la pena, han evolucionado tanto que entre sus primeros discos y los actuales parecen otra banda, pero con un denominador común: calidad.

Voy a explorar de lo subir videos que no lo he hecho nunca (pero se debe de poder porque todo Dios lo hace).

Con respecto a lo del Be Beautiful, hago lo que puedo...

Tocotó dijo...

No puedo hablar de manera objetiva de Marillion, para mi son lo mejor que hay, además un grupo abandonado por las discográficas y que vive gracias a sus fans, a los que idolatran, se merece todo mi aprecio.

Yo no pude ir al concierto a Madrid por cuestiones de trabajo, así que fui al de Oporto (soy de las Rías Baixas y me queda a hora y media de casa). Fue en un auditorio de escándalo, con una acústica buenísima y el set list fue un poco diferente. En lugar de Easter, Beatiful, Faith (la eché de menos) y Separated Out tocaron Estonia e Invisible Man (de mis favoritas las dos). Y del último tocaron A voice from de past en lugar de The Wound. Yo casi lagrimeo con Somewhere else (im-presionante).

Mi hermano, que vive en Madrid, los conoce por diversas circunstancias y después del concierto estuvo con ellos. Lo mejor de todo fue cuando a eso de las 23:40 me llama por teléfono y escucho: "Tocotó, te paso con Mark". Sí, estuve hablando con Mark Kelly, luego hasta me costó dormir. Joder, si parezco una quinceañera y ya paso de los 30...

Es verdad que el momento Neverland o Fantastic Place le pone a cualquiera los pelos de punta. O Mad, donde la cara de Hogarth daba aunténtico miedo. No sé si te pareció igual que a mi, pero el hecho de que estos conciertos sean al principio de la gira, hacen que Hogarth suene mejor que nunca, ¡¡¡cómo canta este hombre!!!

caius dijo...

Envidia, jo que envidia. La verdad es que da igual lo que toquen. Con las 8 peores canciones de Marillion se hace un discazo que ya quisieran muchos.
Lo de hablar con ellos ni me lo planteo, afortunada tú. A mi basta con su música, que es mucho. Da gusto ver que hay más piraos por los Marillion por ahí, yo predico la palabra entre los amigos y colegas, aunque con limitado éxito. Solo queda un año para el próximo disco :-)

Senmut dijo...

Jo, que fin de mes. El jueves veo a los Marillion por primera vez en directo, y el martes tengo a mi primer hijo. No puedo pedir mas... Gracias. (el primo arquitecto)