domingo, mayo 13, 2007

Braganza y Salamanca


Escapada por motivos laborales, básicamente una nueva escaramuza del P. Siesta en Braganza (Portugal). Bonita ciudad, buena acogida, conseguimos dormir al 90 %, la próxima vez espero llegar al 100%. Lo más destacable: su castillo y el casco histórico. Cada vez que voy a Portugal noto como esa pequeña diferencia que había hace unos años con España ha desaparecido complemtamente. Las portuguesas ya no tienen bigote :-) y, si obvias el idioma, no se aprecian diferencias con España o casi con cualquier otro país de Europa. Cosas de la globalización, supongo.


A la vuelta noche en Salamanca, una ciudad que visito a menudo por tener un buen amigo Charro, al que esta vez no avisé porque llegamos para cenar y a la mañana siguiente salíamos para Béjar, Guadalupe y Ciudad Real, en un recorrido de arqueología rutera. En Salamanca, dimos un paseo por el centro y cenamos en la Plaza, como se puede ver por las fotos. Pongo una de uno de los muchos medallones que adornan la plaza, con tallas de las figuras más importantes de la historia de ¡España!

1 comentario:

Amosanda dijo...

Portuguesas en braganzas....hummmm, no suena mal.